sábado, 10 de abril de 2010

llueve, y afuera hay un hombre esperando que un rayo de tormenta electrica le caiga en el pecho y lo ayude a morirse con una sonrisa eterna.
el hombre sonrie
sonrie y llora
quiere vivir
por el resto de su vida quiere vivir encerrado en un baño con aromatizante de vainilla y rodeado de pepeles higienicos inmensos, desparramados por las baldozas y por los techos
quiere la vida blanca
blanca y suave de ahora en adelante

2 comentarios:

ignacio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adler dijo...

Esto es... Espectacular. Provoca no sé que ...